Helado de plátano y coco

Qué mejor para estos días calurosos que compartir un helado. Mejor aún si no contiene químicos ni ingredientes como azúcar y crema. Si te gustan las cosas 100% naturales o si eres intolerante a la lactosa, esta receta es para ti. No es necesario ser vegano para hacer esta receta que es ultra fácil y rápida. ¡Atrévete!


*
Ojo: Necesitas una máquina para picar hielo. En mi caso, mi licuadora tiene una opción pica hielo.crema.


 Ingredientes: (Para dos porciones grandes.)

6 plátanos pequeños o 4 grandes (deben estar maduros, con pintas)

50 grs. de coco rallado

Preparación:

Quitar la cáscara a los plátanos y cortar cada uno en 3 o 4 trozos. Guardar en una bolsa cerrada, quitar el aire y poner en el congelador por lo menos 4 horas o hasta que estén bien congelados.

Retirar los plátanos de la bolsa y picar bien en la máquina, dando pulsos cortos y repetitivos, hasta que se forme una pasta. Mover de vez en cuando si es necesario, para que quede homogéneo.

Poner en un recipiente y agregar el coco rallado. Mezclar con cuidado y con movimientos envolventes para evitar que el plátano se licúe demasiado. Volver a poner en el congelador por alrededor de 20 minutos y servir.

*Pido disculpas por la falta de decoración, pero la foto fue ultra improvisada. Ya vendrán mejores.  🙂

Anuncios

Pizza de vegetales

De más está decir que pueden usar la base y cambiar los ingredientes por los que prefieran. La levadura fresca se puede dejar fuera para el relleno, pero es lo que aporta el sabor a queso. Alcanza para aproximadamente 9 trozos.

Ingredientes

Para la masa:

1/2 kilo de harina integral (yo usé harina multigrano)

2 cucharadas de aceite de oliva

38 grs (un paquete individual) de levadura fresca

1 litro de agua caliente mezclado con 1 cucharadita de sal.

Opcional:

1 cucharadita de orégano

1 cucharadita de comino

Relleno:

1 cucharadita de aceite de oliva

1 cebolla grande picada en pluma

1 diente de ajo picado(opcional)

1/4 pimentón verde

1/4 pimentón rojo

2 tomates medianos

1/4 taza de perejil

1 taza de salsa de tomate

Orégano a gusto

Preparación

Masa: En un recipiente, poner la harina, mezcladacon el orégano y el comino (para agregar sabor) y hacer un agujero en el centro. Poner ahí la mitad de la levadura fresca desmenuzada (guardar la otra mitad para el relleno). Juntar con las manos y agregar de a poco el agua con sal, hasta formar la masa. Cubrir con un paño y dejar reposar por 1 hora.

Luego de este tiempo, la masa debe haber aumentado su tamaño. Amasar hasta lograr una masa elástica (Se puede ir agregando el agua que haya sobrado si fuese necesario). Mientras más se amase, más esponjoso será el resultado.

Extender la masa hasta alcanzar una superficie de aproximadamente 1 1/2 centímtros de espesor y colocar en una lata aceitada y enharinada (La harina ayuda a que se despegue más fácilmente). Puedes dar la forma que desees.  Hacer pequeños cortes en la masa para que la salsa y la humedad se impregnen y no quede seca. Agregar unos chorritos de aceite de oliva y untar con 1/2 taza de salsa de tomates.

Antes de ir al horno.

Hornear, en un horno pre-calentado a temperatura suave, por 15 minutos o hasta que la masa esté cocida.

Relleno:  Sofreír la cebolla y el ajo, hasta que se doren. En un recipiente, mezclar el tomate, pimentón verde y rojo, y 1/4 de la levadura fresca. Agregar una pizca de sal y mezclar bien, hasta que la levadura se disuelva. (La levadura fresca es un reemplazante del queso).

Cuando la masa esté cocida, agregar en este orden:

La 1/2 taza de salsa de tomates restante

La mezcla de tomates, pimentón y levadura

La cebolla y el ajo

Perejil picado

La levadura fresca restante

Orégano a gusto

Hornear hasta que la levadura se haya “derretido”.

¡Listo!